1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Este verano he conseguido comprar uno de esos libros que estaba ansioso por tener. 1001 discos que hay que escuchar antes de morir de Robert Demery y con colaboración de Michael Lyndon, co-fundador de la revista Rolling Stone. El libro reseña 1001 albums entre los años 1997 y 2005 y, aunque se abarcan otras industrias, se centra en la norteamericana y la inglesa que, por otra parte, son las más influyentes de los últimos 70 años.

Reúne más de 50 años de música popular de diversos estilos y lo que más me gusta del libro es su honestidad. Primero destacando lo subjetivo de una selección de este tipo y después dejándonos descubrir que muchos de los discos que están en este libro no son obras de arte pero están incluidos porque en su momento significaron algún cambio o introdujeron un nuevo concepto musical.

Hoy lo que manda es el Hit, la canción. En I-tunes puedes comprarte cualquier canción por 0.99 céntimos (o centavos) y los que se descargan la música de manera gratuita normalmente se bajan una canción pero no todo el álbum. Es una pena, pues un álbum se debe disfrutar de principio a fin para apreciar el trabajo realizado por el músico y el productor. Quizás por eso, y a pesar que tengo varios, no soy muy amigo de los discos de grandes éxitos ya que aunque te muestran un buen conjunto de temas de un mismo artista, no se guarda correlación entre unas canciones y otras, pues son como capítulos de diferentes libros.

El libro enseguida te invita a plantearte muchas cuestiones. Por ejemplo ¿Qué artista o grupo tiene más discos en esta selección? The Beatles lo tenía claro, pero me he sorprendido con el resto que comparten con los de Liverpool el honor de tener 7 discos entre los destacados.






En cuanto aquellas figuras que tienen título, Reyes, Reinas, Jefes...pues la selección es curiosa, correcta y limitada sus mejores trabajos:

  • El Rey, Elvis Presley, tiene tres discos Elvis Presley (1956), Elvis is Back! (1960) y From Elvis in Menphis ( 1969).
  • El Rey del pop recientemente fallecido tiene sus tres mejores trabajos, Off The Wall (1979), Thriller (1982) y Bad (1987)

  • El Jefe Bruce tiene nada menos que 5 discos reseñados, Born to Run (1975), Darkness on the Edge of Town (1978), Nebraska ( 1982), Born in the USA (1984) y The Rising (2002)

  • La Reina del pop, mi querida Veronica Louise coloca Like a Prayer (1989), Ray Of Light (1998) y Music (2000).
También es curioso saber que el año más destacado en producción musical digna de oírse es 1969 y que las mejores décadas, por orden, son 70´s, 90´s y 80´s. Bien editado y muy bien ilustrado, es un libro que recomiendo a cualquier amante de la música y que, a buen seguro, nutrirá varios de mis entradas, no con su contenido, pero si con mi opinión sobre los discos de la selección que ya he oído.

Que buena forma de acabar mi primera temporada de post. 
Nos leemos en septiembre.

1001 discos que hay que escuchar antes de morir/ 1001 Albums You Most Hear Before You Die (Spanish)(ISBN: 9788425341816)
Editor: Grijalbo Mondadori
Formato: Hardcover
Fecha de Publicación: March 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar!