¿Sabe tu mamá dónde estás?...viendo Mamma Mia!

Ya escribí el martes que el viernes no había sido precisamente un día memorable y que por eso quienes me aguantaron merecían un monumento. A las 5 de la tarde, con un humor de perros y acompañado de mi portátil (el del trabajo), me dirigí a una cita con unos amigos con los que iba a ver la recién estrenada nueva temporada de un musical que ya había visto hace unos años.

Allí estaba yo, sentado en la fila 11, rodeado de amigos que me animaban a olvidarme del trabajo y con el máldito Dell… hasta que empezó a sonar la obertura de Mamma Mía! El musical basado en las canciones de ABBA. Sé que muchos no lo consideran un gran musical, no deja de ser un conjunto de canciones enlazadas por un guión simpático, pero tiene la cualidad de animar hasta al más cenizo: A los 5 minutos ya me había olvidado de todo y estaba totalmente metido en la isla donde se desarrolla la acción.

El mejor antidepresivo, el musical del buen rollo.

La historia es sencilla, Sophie ha crecido en una paradisíaca isla griega, con su madre Donna, sin saber quién era su padre. Cotilleando en el diario de Donna, averiguará el nombre de tres posibles hombres que puedan serlo y los invitará a su boda con Sky. Lo que sigue es una divertida historia de equívocos con final irremediablemente feliz. No estoy revelando nada nuevo pues son pocos los que no conocen ya esta historia que llevó al cine, con mucho éxito, Phillyda Lloyd (Directora también de la versión teatral) y que contó con la impresionante presencia de Meryl Streep en el papel de Donna.

La portada de la revista gratuita Shangay dedicada a la estrella del musical (Shangay.com)

Tras 5 años rodando por España, la obra vuelve a la ciudad donde se estrenó en castellano para despedirse a lo grande. La cantante Nina, con un buen curriculum a sus espaldas, es Donna y todo un reclamo, pero todos los actores/cantantes están francamente bien en una producción que me ha gustado mucho más esta vez que la primera vez que la vi en el teatro Lope de Vega. Junto a la mencionada, Rita Barber (Rosie), Marta Valverde (Tanya), Carles Seguí (Bruno), David Castedo (Sam), Nando González (Xavi), Georgina Llaudaró (Sophie) y el ex concursante de Operación Triunfo, Alex Casademunt (Sky) completan el reparto principal de la obra.

A pesar de no ser el más espectacular de los números, como en la película, el momento en que Donna empieza a cantar Va Todo Al Ganador (The Winner Takes it All) es el mejor todos y el que más aplausos obtiene de un público que a esas alturas, ya casi finalizando el show, está totalmente entregado. Money, Money, Money, Mamma Mía, Super Trouper y ¿Sabe Tu Mamá Dónde Estás? son otros memorables momentos que me han gustado mucho. Las canciones, por si alguien después de 5 años no lo sabe, están traducidas al castellano pero el resultado dista mucho de ser chirriante como sucede en otros musicales y es que no resulta tan extraño oír a Abba en castellano, puesto que ellos mismos cantaron en nuestro idioma.

Con el metro de Plaza de España literalmente en la puerta, el Teatro Coliseum es, además de cómodo, muy acogedor y no demasiado grande por lo que parece, esto no lo he comprobado, que desde cualquier punto del teatro se puede apreciar bien la obra. La razón principal es que la escenografía es perfecta por lo simple que resulta y no distrae para nada de lo que realmente es importante: oír la música, en riguroso directo, y disfrutar del trabajo de los actores y bailarines.

Yo voy a repetir, seguro, de aquí a que finalice el próximo enero porque uno sale como nuevo después de haber sido invitado a este banquete. Stage producciones pega fuerte este otoño en Madrid, su otra apuesta, Los Miserables, es una de las más esperadas de la temporada. Gracias a ellos lo pasé bomba el viernes, me arreglaron el humor y, con ello, las ganas de escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar!