15 de abril de 2012

This is the world we live in…

…mal que les pese a algunos. La canción de The Killers me ha animado a escribir. Tengo toda su discografía pero no fue oyendo un disco sino en la tele donde me encontré al grupo liderado por Brandon Flowers y es que cuando la MTV se deja de realities y pone una hora de vídeos de Coldplay y los mencionados, da significado a esa M mayúscula muestra de la casa.

A propósito de reality show, pese a lo mitómano que puedo llegar a ser, confieso que no he visto ni un capitulo del que protagonizan Alaska y Mario Vaquerizo en la mencionada cadena. Son dos personas por las que siento bastante simpatía pero no, los realities no me han convencido nunca. Es cierto que vi alguna edición de Operación Triunfo pero lo que me interesaba del programa eran las galas y no los programas resumen en los que se mostraba su convivencia.

En un reciente encuentro digital, Vaquerizo confesaba que no era cierto eso de que era más famoso que su mujer. Puede ser, es innegable que la trayectoria de Olvido Gara la ha colocado al mismo nivel que a esos artistas que lo están por encima del bien y del mal pero es de justicia reconocerle a Mario el tirón que ha conseguido y que mantiene en cada aparición (y son muchas) pública. Particularmente creo que su mayor virtud es no tomarse muy en serio, y eso, en los tiempos que corren, es algo muy positivo.

No puedo decir que lo conozca, estaría mintiendo como un bellaco, pero sí que hemos coincidido a pocos metros, en varios saraos en los últimos años y sobre todo antes del boom que ha supuesto su estrellato de masas. Nunca nos han presentado, nunca he cruzado una palabra con él, pero sí, he podido ver que tiene magnetismo y genera curiosidad, antes no era tan famoso y arrastraba, a otro nivel, igual que ahora. El martes pasado volví a coincidir con él, de nuevo sin acercarme, en la presentación que de su libro Haciendo Majaradas (Título tomado de una canción del segundo disco de Las Nancys Rubias, Gabba Gabba Nancys lanzado en 2007) que se celebró en el multiusos hall de la Fnac de Callao.


Durante la presentación del libro, donde fue sorprendido por el lanzamiento de la segunda edición, estuvo bastante campechano, cerveza en mano, dedicando libros a unos asistentes absolutamente entregados entre los que estaban el grupo Dover, la peletera Elena Benaroch, Leonor Watling, Bimba Bosé, David Delfín, el legendario Fabio McNamara y los fieles que siempre veo en todos los conciertos de Fangoria. Sin robarle protagonismo, Alaska amenizó la velada ejerciendo de Dj durante dos horas, con una sesión que no sorprendió a los habituales pero que a mí me encantó por su variedad y falta de complejos. De hecho lo más divertido de la noche fue compartir con los chicos de libros de la Fnac una lista donde completamos, con éxito constatado por la responsable, cada uno de los hits pinchados.

Acabé la noche de martes comprobando que en Madrid siempre hay un sitio donde caer después de las 0.00 de la noche aunque sea entre semana. This is the city we live in…

En el convulso Madrid de nuestros días se pueden hacer muchas cosas siempre, aunque parece que lo más in sea salir de manifa (que me llamen frívolo). Justo al lado del Mercadona más famoso del país, si ese en el que las mandamases de Madrid se desplazarón hasta el nuevo centro de la cadena en la calle Serrano y se sacaron sendas fotografías haciendo la compra, disfruté yo de un Taller & Cata de Gin Tonic fruto de un regalo de cumpleaños.

Aunque para los más modernos el Gin Tonic es ya pasado, la fiebre por esta bebida parece no tener fin. Yo siempre he bebido combinados blancos, vodka o ginebra porque el Whisky no me gusta y el ron me parece demasiado dulce, así que esta moda me parece estupenda, lo que me sorprende es que salen entendidos de ginebra como setas y son muchos los que dan lecciones sobre lo que tienes o no que tomar, en fin.

El caso es que los chicos de Expirit nos ofrecieron un estupenda experiencia en la que realizamos un cóctel sorprendente, creamos nuestro propio Gin Tónic y hasta comimos sushi mientras se nos explicaba el origen de la ginebra, sus diferentes tipos, su mezcla con la tónica….y lo orígenes del boom que estamos viviendo (y bebiendo). Estoy absolutamente a favor de los regalos de experiencias ya que de otra manera nunca se me hubiese ocurrido ir. Toda la información sobre esas catas/talleres la encontráis en la web, que además tiene una tienda donde encontrar bebidas de las llamadas Premium


Cuando ya estaba acabando el taller, en el muy chic Callejón de Serrano, comenzaba el partido del Real Madrid que, como suele ser habitual en cualquier situación con la que coincida, deslució el final de la velada por causas totalmente ajenas a la estupenda organización del evento.

No voy a opinar aún sobre MDNA, ni sobre Los Vengadores pese a que los que me conocen saben lo fan que soy de Madonna y del grupo de héroes de Marvel. No, lo haré, seguro, pero no aún. Prefiero hoy dedicar un espacio a una obra económica, sólo 10 euros, pero de una calidad incuestionable. Con muchos años de retraso he tenido la oportunidad de leer “una obra de belleza inabarcable que reúne a los mayores genios del cómic americano y europeo”.



Sí, la contraportada de esta novela gráfica de Marvel no engaña en absoluto. Stan Lee y Moebius bordaron a finales de los 80 una historia, existencialista y profunda, sobre la divinad y las consecuencias de adorarla. Estela Plateada, Parábola reúne a otra vez al surfista plateado con a quien sirvió de heraldo, Galactus, el devorador de mundos. Los personajes, salidos de las páginas de la mejor época de Los Cuatro Fantásticos, protagonizan una historia bastante alejada de los más convencionales tebeos de superhéroes.

El dibujo, el color y la historia soportan muy bien los más de 20 años que tiene la obra y supone una de las pocas, sino la única, incursiones al cómic de masas americano de ese genial ilustrador, recientemente fallecido, que fue Jean Giraud “Moebius”. Muy recomendable lectura incluso para los que tengan alergia a los superhéroes. Panini Comics lo edito en 2011 pero aún puede encontrarse en librerías, sobre todo en las especializadas, o en la propia web de la editorial.

Y para acabar con algo de música…hay un programa en 40 TV (la televisión de los 40 es bastante mejor y variada que la radio) llamado GEN 40 en la que personalidades de mundo artístico, con variedad en edad y gustos, describe la música que les ha acompañado durante su vida. Es bastante curioso, la verdad, y te llevas agradables sorpresas. El actor Rubén Ochandiano y Pucho, cantante de Vetusta Morla, han sido los protagonistas de último Gen 40 que he visto y sus gustos musicales me han encantado. Me quedo con la que Pucho ha definido como canción del verano, fijaos que cosa taaaaan moderna…





¿Qué opináis de Mario Vaquerizo?
¿Qué opináis del Boom del Gin Tonic?

Ey! Saludos a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...