Mi entrada de los Lunes / 6



El número 574, para mi, mejor modelo de New Balance, no solo por estética sino también por comodidad, abre mi post de los lunes. Me gustan particularmente el modelo de la foto porque es una zapatilla que se ve en muchos colores excepto el más popular entre este tipo de calzado, el blanco. Yo las tengo en azul y con ellas recorrí parte del centro de Madrid hasta llegar a Elektra Cómics. Hay muchas tiendas de cómics en Madrid, somos afortunados, pero ninguna tiene el escaparte de Elektra. Merece la pena pasarse de vez en cuando por la calle San Bernardo para observarlo. Están preparando uno ciertamente espectacular del que ya están repartiendo postales en la tienda. Aquí teneis la islustración de Álvaro Ortega que servirá de base ¿No es alucinante? Hulk, Spirou, Hellboy, Asterix, Tintín, Dick Tracy, Las Hermanas Gilda y muchos más, personajes que son el alma del noveno arte.


No recordé hasta el viernes actualizar los calendarios que andan repartidos por mi casa, el de Fotogramas va, como sabéis, sobre películas estrenadas en 1984 y este mes le tocaba a los Gremlins de Joe Dante. Cuando comenté el tema mientras salía de casa alguien me confesó que no la había visto nunca. Mi reacción : ¿¿¿Cómo??? ¿¿¿Perdonaaaaa??? ¿¿¿No has tenido infancia??? ¿¿¿Tele???...¡En fin! lo arregló diciendo lo siguiente: "Tampoco he visto los Goonies". Se me quedaron los ojos como platos, si me pinchaban no salía sangre ¿Cómo podía ser que un hijo de los 70's no hubiese visto estas joyas del placer culpable?. Yo, en plan salvador del cine popular, le he ofrecido un marathon 80's urgentemente : Cazafantasmas, Regreso Al Futuro, Los Goonies y, por supuesto, ¡Gizmooooo, caca!


Es buena idea verla cuando se acercan las navidades, pues en esa época está ambientada, pero ya podemos verla en octubre y que al final de mes llega esa fiesta odiada por muchos (qué no por mí): Halloween. Cada vez más asentada en España, una celebración que era residual hasta hace unos años y limitada a 4 snobs (que hoy, como no podría ser de otra manera, la repudian), es hoy una de las fiestas más celebradas del año. No de una manera oficial pero si oficiosa, aprovechando que el 1 de noviembre es festivo, el 31 de octubre las ciudades españolas se llenan de saraos, calabazas y gente disfrazada. Casi un mes antes ya se empiezan a ver los preparativos y este ha sido el primero que me ha llamado la atención



¡Total! El 31 de octubre voy a ver que disfraz me pongo pero ya tengo asegurada mi cena. Ya me imagino la foto: dos patatas puestas como colmillos chorreando ketchup mientras sostengo la hamburguesa en la mano ¡Total!

El domingo, varios días después de el multitudinario estreno al que asistieron los Reyes y la nómina de ¡Hola! al completo, me tocaba asistir a la primera ópera de la temporada 2015-2016 en el Teatro Real de Madrid.


Roberto Devereux (Ossia Il Conte di Essex) de Gaetano Donizetti es una ópera que se basa de una manera muy libre, en la vida del Conde de Essex en la corte de Isabel I de Inglaterra. Todas las cosas que tengan que ver con los Tudor resultan apasionantes por muy por los pelos que esté cogido su argumento. Junto Ana Bolena y María Estuardo, el compositor completa una trilogía sobre la dinastía inglesa que es muy apreciada pero no muy representada.  Esta tragedia lírica es todo un melodrama en En el que el favorito (ya sabemos lo que quiere decir eso) de la Reina y la mujer de su mejor amigo tienen una aventura, o eso parece, con fatales consecuencias para los cuatro personajes, Roberto Devereux, La Reina Isabel, El Duque de Nottingham y su desdischada esposa Sarah.

Me encanta el Bel Canto, no me voy disculpar por gustarme unos de los géneros más populares y a la vez más destetados de la historia de la ópera. Una obra de las que llamaría facil para una persona que se quisiera acercar a la lírica. La producción de la Welsh National Opera de Cardiff es sensacional, no todos parecían conformes con la puesta en escena pero a mi me pareció perfecta y sin elementos que estropeen  o distraigan de la trama. Un acierto absoluto la metáfora de la araña, que hasta ilustraba el programa. Tan entusiasmado salí del teatro que, depués de muchos ¡bravos! y aplausos, nada más llegar al coche, busqué en Spotify la ópera para volver a casa escuchando su obertura. Ojala todo lo que veamos este año sea así de bueno. ¿Lo próximo? Alcina de Handel y, una de las gordas, gordas, Rigoletto de Verdi.

Qué me perdonen los amigos que me han visto este fin de semana por no relatar las comidas y cenas con las que me han agasajado. Un vídeo de Xuxa que un amigo colgó en la más famosa de las redes sociales condicionó (y alegro) todo mi sábado, que empezó en un coqueto chalet de Segovia y acabó en un impresionante Loft de Madrid. Me encantaría contar la experiencia pero las conversaciones, algunas con tintes escatólogicos, me lo impiden. Otra cosa que me dificulta los recuerdos del magnífico día es esa querencia mía hacia bebidas en botellas que tienen etiquetas llamativas.



Eso sí, estoicamente me resistí el domingo familiar a meter ni una sola cuchara en el que posiblemente sea el mejor postre de los restaurantes de comida americana España, la cookie metida en una sartén con chocolate caliente y helado de vainilla de Tony Roma's...¡a eso llamo yo tener fuerza de voluntad!

Zapatillas, hamburguesas, cine, ópera, vinos y galletas...no me diréis que no es una forma cool de empezar la semana. 

1 comentario:

  1. Maxi, me ha encantado lo de "coqueto chalet".... y ese benjamín de Diamante era LO MÁS...¡Buena semana!

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!